Qué hacer en Menorca (II)

Continúa el reportaje “Qué hacer en Menorca (I)”… El rico patrimonio cultural de la isla la convierte en un mágico museo arqueológico al aire libre, con monumentos megalíticos como la Naveta de Tudons o el Poblado de Trepucó, todos ellos de fácil acceso para el visitante. Menorca, como centro de culturas, dispone de innumerables vestigios de las sucesivas dominaciones española, árabe, inglesa, francesa. Ésta confluencia de diversas culturas ha moldeado el carácter menorquín, caracterizado por su hospitalidad. En la capital de Menorca, Mahón, se encuentra uno de los mejores puertos naturales del mundo, razón por la cual éste era un punto de interés para los extranjeros. En el puerto se encuentra la Fortaleza de la Mola, construida en el siglo XIX para defenderse de las invasiones de los británicos. EnMahón también se encuentra el Museo de Menorca, el más importante de la isla que fue un antiguo convento franciscano. Otro lugar histórico que visitar es el Bastión de Sant Roc, la puerta principal de una muralla que fue lo único que quedó cuando ésta fue derrumbada.

 

Mahon (Menorca)

Mahón (Menorca)

 

En la ciudad de Ciudadela, al suroeste de la isla, es donde se destaca la historia , la cultura y las tradiciones de Menorca. Los restos arqueológicos de la cultura talayótica, proveniente de las construcciones de piedra con techo de madera llamadas talayots que eran usadas para defenderse o para ceremonias, datan desde el segundo milenio antes de Cristo.

 

Gastronomía Menorca

Gastronomía Menorca

 

Después de tanta actividad, lo mejor será reponer fuerzas saboreando su magnífica gastronomía de productos autóctonos elaborados artesanalmente, con sabor casero acompañado de vinos de la tierra. Como ejemplos emblemáticos, el gin menorquín y platos como la caldereta de langosta y los postres de almendra y miel. La cocina menorquina sorprenderá por su contraste de color y sabor, que despertará intensas sensaciones.

 

Fotos vía: laspain; desdemenorca

Anuncios

Qué hacer en Menorca (I)

Si lo que busca es disfrutar de la playa, en Menorca se suceden desde las playas de arena rojiza en la costa norte hasta las de arena dorada al sur. Sus aguas cristalinas crean el ambiente perfecto para tomar el sol o prácticar el windsurf, vela o esquí acuático. Es el destino perfecto para los amantes del buceo gracias a su magnífica reserva marina con numerosas especies de vida del Mediterráneo.Protegida por UNESCO, que la declaró como una Reserva de la Biosfera y establecida como una Reserva Marina por el Gobierno Balear, Menorca ofrece una riqueza ecológica con hermosos paisajes que se pueden admirar mientras se deleita de una caminata, un paseo en bicicleta o una excursión a caballo.

Parque Natural de S'Albufera d'es Grau

Parque Natural de S’Albufera d’es Grau

Entre las actividades que propone la isla, destaca el recorrido del Parque Natural de S’Albufera d’es Grau en la costa noroeste de la isla, que comienza por el pintoresco puerto de Addaia, donde hay numerosas embarcaciones, seguido por el Cabo de Faváritx, una de las zonas rocosas más antiguas de la isla. Desde aquí se ve el Faro de Faváritx, construido en 1922. Visitado de día o de noche, la luz reflejada en el agua por el sol o la luna, hace de este lugar un paisaje inolvidable. Después los viajeros podrán dirigirse hacia la Playa S’Arenal Mongofre, una pequeña playa virgen aislada del resto de la isla. Rodeada por montañas de piedra y con aguas cristalinas, esta playa es un pequeño paraíso en la costa de Menorca. El recorrido continía hacia la Laguna S’Albufera d’es Grau, una laguna de agua dulce a nivel del mar. La flora y fauna de esta área es única con vegetación densa y baja; en el agua se ven pequeñas islas verdes que sirven como refugio para las aves acuáticas. El recorrido termina en el pequeño pueblo marinero de Es Grau.

Playa S'Arenal Mongofre

Playa S’Arenal Mongofre

Continuará…

Fotos vía: sinsopa; exclusivermenorca