Viajar en puentes (V): viajar hacia el norte de España

Continuando con el reportaje Viajar en puentes…, nos dirigimos hacia el norte, exactamente en el Parque de la naturaleza de Cabárceno, donde se pueden observar animales de los cinco continentes en semi-libertad, al avistamiento de aves que llegan a la costa de Cantabria en su paso migratorio hacia África, a explorar nuevos territorios bajo tierra en la Cueva de El Soplao. Esto unido a una extensa y cuidada infraestructura de establecimientos hoteleros y de turismo rural, una gastronomía excepcional y un paisaje de bosques y mar único, hacen que una escapada a Cantabria se convierta en un regalo para toda la familia.

 

Parque Natural el Cabarceno

Parque Natural el Cabarceno

 

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno es, sin duda, el mayor atractivo para los visitantes, con más de 750 hectáreas de paisaje casi lunar, acoge en semilibertad a más de un centenar de especies de la tierra. Un sorprendente mundo de naturaleza y fantasía a tan sólo 15 kilómetros de Santander. Su distribución se estructura a lo largo de 20 kilómetros de caminos y carreteras que el visitante puede recorrer a pie, en bicicleta o en su propio automóvil.

En la franja litoral de Cantabria se suceden entornos únicos en los que la fauna y la flora se convierten en protagonistas indiscutibles. Así, por ejemplo, son las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, un espectáculo de belleza y uno de los paisajes marinos más impresionantes del litoral cantábrico. El territorio de las marismas abarca los municipios de Santoña, Cicero, Escalante, Argoños, Noja, SOano y en los bordes más apartados, Laredo, Colindres y Voto.

 

Cueva de el Soplao

Cueva de el Soplao

 

Y de la costa hacia el interior, en Cantabria hay que mirar más alla de sus paisajes para descubrir su patrimonio subterráneo que atesora más de 6.000 cuevas, unas de interés arqueológico e histórico y muchas de gran valor geológico y espeleológico. Entre ellas, cabe destacar El Soplao, una cueva única e irrepetible, una referencia para la espeleología mundial, de la misma manera que Altamira lo es para el arte prehistórico. Su interior constituye una maravilla geológica y espeleológica a nivel internacional, con grandes superficies tapizadas de aragonitos, falsos techos, gours, estalactitas y estalagmitas excéntricas que provocan todo un juego de luces y sombras, sensaciones, colores y olores.

Esperemos que con esta y anteriores sugerencias pueda disfrutar de los próximos puentes.

Fotos vía: sobreespana, blogturismo

Anuncios

Andorra: un lugar miles de opciones.

“Un plan, necesito un plan”. ¿Te suena la frase? La dicen muchos cuando ven aproximarse la fecha de inicio de sus vacaciones y aún no saben lo que van a hacer. Es entonces cuando comienza la búsqueda de opciones…¿Qué lugar será el apropiado para pasar las vacaciones en familia? ¿O en cuál podré aprovechar mis días libres para practicar deporte o ir a la aventura?…

Andorra

Andorra

Encontrar un sitio para disfrutar de una u otra manera suele ser relativamente sencillo. La cosa se complica cuando lo que se busca es el destino que dé cabida a todo tipo de planes vacacionales. Aunque a veces la solución está más cerca de lo que creemos. Los espacios protegidos del Principado de Andorra son de unos de esos lugares en los que se puede hacer casi de todo.

El Parque Natural de la Vall de Sorteny pueden ser un buen destino cuando se viaja con niños. Entre otras razones porque sus 1.000 hectáreas albergan más de 700 especies florales y varios ejemplares de animales autóctonos como el rebeco, la marta o el tritón pirenaico. Una buena opción para planificar un viaje de este tipo es consultar la guía Camins d’Andorra, con más de 54 recorridos para ‘patearse’ el Principado en familia.

La “U” que dibuja el valle glaciar del Madriu-Perafita_Claror, por su parte, encierra en su interior diferentes itinerarios para practicar senderismo. El más destacado es el GR7, de dificultad media, con un recorrido de 46 km y una diferencia de casi 2.000 metros de altura entre la cota máxima (2942 m Pic del Comapedrosa, pico más alto de andorra) y la más baja (838 metros de la Farga de Moles).

Y el Parque Natural Comunal Valls del Comapedrosa es territorio exclusivo para aventureros. El motivo: su paisaje de alta montaña, las cascadas y las fuentes y por supuesto el Comapedrosa, el pico más alto de todo el Principado (2.942 metros), hacen de él el lugar idóneo para la práctica de deportes de montaña. O para las excursiones de largo recorrido.

Otra buena excusa para recorrerse Andorra de cabo a rabo y, de paso, alojarse en alguno de sus albergues, son sus más de 70 lagos. El de Juclà, por ejemplo, nos permitirá conocer el mayor lago del Principado. Y si nos acercamos al lado de Les Abelletes podremos pescar truchas en la mismísima frontera natural que separa a Andorra y Francia.

Son solo algunas de las opciones que ofrece el Principado de Andorra, pero no son las únicas.

Fotos vía: descubra